Alergia

Alergia a la proteína de leche de vaca

La alergia a la leche de vaca (APLV) es la alergia alimentaria más común en lactantes y niños pequeños, entre un 2% y un 5% de todos los niños padecen esta afección. Se trata de una reacción exagerada del sistema inmunitario ante una o más proteínas que contiene la leche de vaca

Para aprender a diferenciar una alergia a las proteínas de leche de vaca, debemos tener en claro de qué trata. La APLV es una reacción exagerada del sistema inmunológico hacia las proteínas de la leche de vaca. Se produce a causa del consumo directo de la leche o a través de la leche materna, si la madre ha consumido productos que contengan este alimento.

APRENDER A DIFERENCIAR

la APLV contiene síntomas similares a los de la intolerancia a la lactosa; no obstante, hay otros síntomas adicionales que, te ayudarán a detectar si tu hijo presenta este tipo de alergia.

Debes tener en cuenta que existen alergias a la proteína de leche de vaca, aquellas mediadas por la Inmunoglobulina E (IgE) implicada en las respuestas inmuno-efectivas por parásitos u otros agentes patógenos para nuestro organismo. Y aquellas no mediadas por el IgE.

APLV mediada por el IgE

Cuando este tipo de alergia es mediada por el IgE, los síntomas aparecen de inmediato. Estos se caracterizan por ser:

  • Cólicos y diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Reacciones cutáneas
  • Dificultad al respirar
  • Fiebre del heno (lagrimeo, tos seca, picor de nariz y estornudos)

APLV no mediada por el IgE

En estos casos, los síntomas pueden aparecer desde horas a días después del consumo de algún alimento que contenga proteínas de leche de vaca. Estos suelen ser:

  • Reacciones cutáneas con eczemas
  • Dolor abdominal y estreñimiento
  • Dificultad respiratoria
  • Falta de crecimiento
  • Reflujo

Tratamiento

Para tratar la APLV, hay dos vías que puedes tomar. En el caso de que tu pequeño se alimente con fórmulas, tu médico pediatra te aconsejará alguna leche de fórmula medicada para bebés con APLV. En caso contrario, como madre lactante deberás eliminar de tu dieta todo producto que, entre sus componentes, contenga proteínas de leche de vaca. Asimismo, en ciertos casos, la ingesta de productos como soya, huevo, pescado y frutos secos, por un periodo aproximado de 12 meses.

Con este tratamiento, en la mayoría de casos, la alergia mejorará o desaparecerá pasados los 12 o 18 meses de edad del pequeño. Para que pueda comprobarse esta mejoría, el pequeño y la madre lactante deberán exponerse, de a pocos, a alimentos que tenían restringidos. Recuerda, siempre con supervisión de un profesional.

Si tienes un hijo con APLV y eres una madre lactante, existen muchos alimentos que contienen los mismos nutrientes y te permitirán mantener sano a tu bebé y a ti. puedes reemplazar la leche de vaca por leche de almendras, coco o algún derivado cuyos valores nutricionales tienen casi el mismo equivalente de calcio y otros nutrientes. Asimismo, puedes ingerir alimentos integrales en vez de panes. Estos también contienen leche. Recuerda siempre estar atenta a las etiquetas y acudir a un médico nutricionista, para no perjudicar la salud de tu pequeño.

Deja un comentario